Palabras prohibidas

http://www.goear.com/files/sst4/bbb64c8c82995fd93523d8e131a1bfa7.mp3″

Black Bird-Petra Magoni & Feruccio Spinetti

Sorprendióme la necesidad, de inventar jirones para mi lengua, nuevas travesías para archivar en mi limbo, y renombrar muchos elementos.

No es nada de vainas, sino que existen palabras, frases sobretodo, las bien llamadas trilladas o también cliché, que aveces usamos muy sinceramente la mayoria de las veces o para salir del paso en otras ocasiones,  algunas son las que llamo fórmulas de cortesía. Y sucede que aveces que pierden sentido, y sucede que la misma trivialidad envuelve y harta. Cómo elogiar algo por ejemplo, no pretendiendo parecer un crítico o experto, y sin que lo dicho carezca de importancia y novedad.

Las fórmulas de cortesía, son necesarias para coexistir. No me imagino la vida sin la palabra “gracias”, “felicidades”, o “en buena hora”; creo más bien que lo importante estriba en decirlo con sinceridad y muy de adentro, que estén cargadas de energía, sin esto carecen de sentido.

Volviendo al punto, y respondiendo la pregunta. Cuando ha de decirse algo, hay que ser genuino. Cuando ha de hacerse un comentario crítico es menester tener algo de idea de lo que se está hablando. Cuando ha de hacerse un simple comentario hay que ser franco. Todo lo que se dice está en función de lo que somos o hacemos, o hemos experimentado o visto (por lo que en muchas ocasiones no quiere decir que lo que se opina marque una x en la frente, las opiniones pueden variar con el tiempo, pero no por esto se tiene el derecho de ser condenadamente ambigüo, de esa forma no se va a ninguna parte, habría entonces que construir una opinión propia, tarde o temprano, fundamentada en principios personales).

Palabras prohibidas, en sus diferentes matices, son las que me propuse no decir. Las que carecen de significado implícito. Las que aveces juegan con la hipocresía. Las que se dicen al viento (que el viento aveces valora más). Las perlas que no hay que despilfarrar. Las que repetimos sin sentido. Las que se multiplican rápidamente y no permiten que salgan a luz nuevas palabras, nuevas frases en capullo que están esperando posarse en mi labios. Las que a la larga no aportan nada. Las que no dejan revelar un mensaje oculto, oscuro. Las que no dejan que vuelen nuevas formas que habíamos olvidado. Las que solo dejan ver apariencias. Y es que dice que lo sencillo aveces es bello, que la simplicidad tiene poder,  sin embargo lo vulgar, lo corriente, a mi parecer no.

 

 

Anuncios

~ por Admin en agosto 1, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: